ZKM: Center for Art and Media

Funciona en Karlsruhe, una ciudad a una hora en tren desde Frankfurt, al suroeste de Alemania, en el estado de Baden-Wurtemberg, cerca de la frontera con Francia. Sorprende su dimensión y su dinámica de actividades en un contexto de apenas 301.736 habitantes. Contrasta la ebullición del ZKM con la tranquilidad de pueblo que reina en las calles circulares (se la conoce como Fächerstadt, la ciudad abanico)

ZKM, por su sigla en alemán Zentrum für Kunst und Medientechnologie, es una institución absolutamente híbrida. Un museo vivo. Un centro de formación sin aulas. Un centro de exposiciones sin centro. Una editorial mutante. Un taller expansivo. Una plataforma de arribo y despegue de exposiciones itinerantes. Un Cabo Cañaveral de nanomedios experimentales. Alberga también a la Karlsruhe University of Art and Design en su imponente edificio donde alguna vez funcionó The KUKA Robotics Corporation.

Por supuesto que la casualidad en un resultado de búsqueda en Google nos llevó hasta Karlsruhe, donde hay una de las cinco casas de moneda del gobierno alemán y donde se imprime el 40% de las monedas en circulación en ese país.

La exposición The name is BURROUGHS. Expanded Media fue la excusa perfecta para canjear un día en Frankfurt por ir a ver un trabajo descomunal de agregación y curaduría sobre la vida y obra de William S. Burroughs en el ZKM.

Sólo darle una mirada rápida a la muestra demandó casi dos horas. Se exponía a un Burroughs todo terreno, todo soporte, hiperproductivo pese a haber comenzado a ‘producir’ después de los 30 años, pero con la dicha de haber sobrevivido a toda la Beat Generation. Pinturas, videos, audios, cartas, fotografías desconocidas, objetos y por supuesto sus libros.

Su relación con las drogas siempre lo vuelven prisionero de un arquetipo imborrable, pero The name is BURROUGHS va en otra dirección, no en la del junky sino en la del media junky y cutter up de contenidos. Muestra al nieto del inventor de la calculadora como alguien dedicado a entender la relación de los sentidos con las máquinas. Lector contemporáneo de McLuhan y también leído por el profesor canadiense, dejamos acá a Burroughs porque volveremos sobre él y su fábrica ambulante de medios, pronto y en otro formato. Al ZKM también esperamos volver.

NdlaR: debo las fotos, tomé cientos y es muy difícil elegir. Mientras tanto…. Y en Twitter @zkmkarlsruhe