Una sobre periodismo ciudadano

Hace unas semanas me preguntaron, para un libro de próxima aparición, ¿cómo impacta en la comunicación política el llamado “periodismo ciudadano”? Comparto un frangmento de lo que respondí:

Es que ¡el periodismo ciudadano ES comunicación política! En general, se ha extendido una versión bastante ingenua sobre el llamado periodismo ciudadano. Y si bien hay casos muy relevantes de información periodística generada por ciudadanos –el caso de los atentados en Londres y las fotos tomadas en el subte son un ejemplo de ello- la amplia mayoría de las experiencias son proyectos políticos, no periodísticos. Desde Atina Chile hasta Grito Argentino, o el desvencijado Indymedia, por poner tres ejemplos. Son plataformas de “periodismo ciudadano” impulsadas y financiadas por partidos políticos, aunque en algún caso eso no esté claro. La relación entre comunicación política y el llamado periodismo ciudadano es mucho más compleja de lo que parece y los partidos “invierten” mucho más de lo que confiesan.

Dan Gillmor, autoproclamado padre y prócer de la información ciudadana, ofrece unas 100 conferencias al año. Una cada tres días, aprox. El día que brinde una conferencia sobre cómo dar charlas iré a sentarme en primera fila, porque para saber de periodismo ciudadano lo mejor es investigar las valijas de cabotaje.