Software takes command [II]

“What kind of structure are possible in hypertext?” asks Nelson in a research note from 1967. He answers his own question in a short but very suggestive answer: “Any.”

A Lev Manovich le hace falta un término. La idea de nuevos medios le parece ya superada y poco referencial a los procesos que cotidianamente llevamos a cabo cientos de miles de personas en todo el mundo. Más para diferenciarse que para dar en clavo, propone hablar medios híbridos.

Los llamados nuevos medios son “nuevos” porque ofrecen algunas características, algunas propiedades muy específicas que no existían ni se podían predecir cuando reinaban los medios que los precedieron, los medios industriales. Y una particularidad de los nuevos medios es, según Manovich, el software, un contexto que les da vida e invita a las audiencias a reescribirlo, rediseñarlo y dotarlo de funcionalidades nuevas, y/o de mezclar instrucciones a ejecutar por esas líneas de código.

En ese sentido, los casos más gráficos son los plugins y, conceptualmente, es probable que el mejor ejemplo sea cualquier porción de código de software libre. Aunque también muchas veces remixamos contenidos, remixamos la Web, como ofrece Netvibes o sus primos funcionales como cualquier RSS reader.

En la sociedad industrial, los medios estaban constituidos como unidad y se adquirían y consumían de esa forma: la tele, la radio, los diarios, el cine, eran todo en uno: hardware y software enlatado, un producto indisociable, una fórmula dada e inmutable, blindada contra el hackeo y la transformación. Y en el mejor de los casos, el único objetivo de intervención y biopsia realizada a esos artefactos era para resolver algún desperfecto y dotarlos de su funcionalidad original. La única razón para desarmar un televisor era -sigue siendo así- dotarlo de su capacidad original. Jamás para instruirlo con una nueva característica, función o utilidad. En síntesis: para los usuarios, hardware y software eran la misma cosa. Pero sobre todo, para el mercado también.

De los multimedias a los medios híbridos. ¿Vivimos en una segunda era de los medios digitales? A Manovich no le caben dudas y, dice, el proceso es una hibridación infernal, aunque él mismo reconozca que no tiene la menor idea de cómo llamar esta evolución que apoda, desconfiando de sí mismo, medios híbridos.

Lo que sostiene Manovich es que estamos reconfigurando las formas de los medios, de producirlos, de leerlos, de consumirlos, de adquirirlos, de compartirlos. En la era multimedia, explica, todo lo que vimos fue cierta yuxtaposición de medios, técnicas, tecnologías y habilidades. Mientras que en la fase de hibridación reina el remixado de todas esas capas semióticas que dan lugar a formatos desconocidos y formas de lectura y producción de sentido sin precedentes.

Y no se queda ahí, además afirma que, la de los medios híbridos, es una era de reconfiguración ecológica de los medios mucho más profunda y drástica que la era multimedia. El multimedia era un enlatado que ofrecía medios, contenidos y soportes, todo en un solo lugar, en un punto de acceso. Pero los medos híbridos, sostiene Manovich, son un nuevo lenguaje en sí mismo.

¿Pero de qué está hablando concretamente? ¿Qué sí son los medios híbridos según Manovich? ¿Cómo redefine a “los medios”? ¿Y adónde va con lo de hibridación? Un poco de respeto. Internet no empezó con Google. Hipertexto y softwarización para entender los medios híbridos, en la próxima entrega.

+ Lev Manovich en Amphibia
+ Software takes command en Amphibia

Photo by Anne Helmond