Second Life es un relato, no un espacio

Muchas empresas que están o quieren estar en Second Life tienen el mismo problema: construyen lugares, no proyectos. Por eso se convierten en desiertos virtuales. Pero eso también pasa en la web. Propuestas, proyectos, relatos. Eso es lo que hay que hacer. IBM lo entendió: