Polígono Sur

Anoche fuimos al viejo cine Cosmos. El plan inicial era otro cine, otra película. Pero después del martini en La Cigale decidimos que estábamos más para un rato de flamenco que para buscar amores provincianos en el Gaumont con Ana y los otros. Vimos Polígono Sur, un film de Dominique Abel que nos ocupó durante más de una hora y media con la vida de los gitanos cantores olvidados por la modernidad europea.

El documental transcurre en las Tres Mil Viviendas, uno de los barrio “más problemáticos” de Sevilla, donde el estado redujo su presencia al patrullaje. Allí viven más de 40 mil personas, buena parte compuesta por tres generaciones de gitanos de las que han salido grupos como Pata Negra (Raimundo y Rafael Amador), Juana y Martín Revuelo y El Farruco.

Polígono Sur muestra la vida cotidiana de un grupo de gitanos y sus familias, que están organizando un recital en “las tres mil” en honor a Pepe “el Quemao”. La música doméstica y los cantores de bares, las familias multitudinarias y la soledad del músico con talento pero fuera del show business, la arquitectura descarnada y las noches de calor sin grillos, las guitarras y el amor al canto a pura palma, la tradición y la mezcla de géneros que muestra hasta el flamenco rapeado.

El film cuenta con diálogos mínimos (la mayor parte del documental es canto) en los que la crisis del Estado y la hibridación cultural de la Unión Europea emergen todo el tiempo, lejos del lustre de los discursos institucionales.

Polígono Sur web www.poligonosur.com

Críticas:
Un fresco sobre el flamenco, Página/12
El ‘quejío’ del Polígono Sur, El País