Podcast ¿nuevas formas de aprender?

¿Qué son? ¿Cómo funcionan? ¿Para qué sirven? ¿Se pueden aprovechar desde la educación? Algunos elementos básicos para entrar en tema, tecnologías, experiencias y formatos. Primeros pasos en el mundo de los podcasts.

Los podcasts son archivos de sonido – en formato .ogg o .mp3- que se distribuyen vía RSS a los usuarios que se hayan suscripto desde su reproductor portátil, aunque también pueden escucharse desde la computadora.

El podcasting consiste en crear esos archivos de sonido y generar canales RSS, es decir, crear canales de publicación muy sencillos que pueden ser leídos por aplicaciones como iTunes o Songbird, por ejemplo, sin necesidad de acceder a la página web. Tal como explican en la Wikipedia, “la palabra podcasting es una mezcla de las palabras iPod y broadcasting. No obstante, no es necesario un iPod para escuchar ya que se trata de archivos de audio que se puede reproducir en cualquier dispositivo en función del formato”.

El iPod es la tecnología más citada a la hora de hablar de podcasts. Se trata de un reproductor portátil de sonido digital creado por Apple Computer, que es muy fácil de usar y que cuenta con disco duro o memoria flash, según la versión. Los iPods más sofisticados, incluso, reproducen videos en formatos h.264 y mpeg-4. En lo que respecta a archivos de sonido, soportan archivos MP3,WAV, AAC/M4A, AIFF y Apple Lossless.

Los iPods fueron diseñados para ser sincronizados con la aplicación iTunes, una aplicación de Apple que permite reproducir, organizar y comprar música online. Esa sincronización no es menor, porque posibilita acceder a los archivos de la computadora desde el iPod y a los almacenados en el iPod desde la computadora.

Entonces, los podcasts, funcionan en dos registros: de escritorio y móvil. Podemos escuchar podcasts y también producirlos sin tener un iPod. Esto está íntimamente ligado a lo que decíamos hace unos días sobre el RSS, relacionado a la administración de contenidos y a las actualizaciones para tecnologías móviles.

Podemos generar archivos .mp3 para un programa de radio, o para una clase de historia, por ejemplo, y ofrecer una suscripción vía RSS. Algunos accederán a esos contenidos desde sus iPods, y muchos otros desde sus computadoras.

Por otra parte, y en el plano de la producción de contenidos, debemos asumir que reuniendo algunas tecnologías, algo de tiempo y creatividad, podemos generar nuestros propios podcasts. Con una computadora, un micrófono o grabador de audio digital, un programa de edición de audio como el Audacity (que es libre y gratuito), por ejemplo, y un blog desde donde generar los RSS estamos en condiciones de producir y distribuir contenidos de estas características.

Durante el año pasado, cinco millones de oyentes de radio descargaron por lo menos un podcast, y se espera que este año la cifra se duplique. Lo interesante de estas tecnologías (o de todas las tecnologías) es que el uso resignifica los objetivos y la apropiación genera nuevos usos. Entonces, nos encontramos con experiencias que no apuntan tanto a la venta de música online con el podcasting como bastión, como a generar comunidad y socializar contenidos específicos o temáticos. Es el caso, por ejemplo, de BlogosphereRadio, the voice of the blogosphere, un sitio que ofrece podcasts sobre la comunidad de blogs.

El podcasting está transitando un proceso similar al de los blogs hace cinco años. Paulatinamente, comienzan a ser apropiados desde distintos campos. Es así que ya se puede escuchar 4 podcasts gratuitos extraídos del documental de Martin Scorsese sobre Bob Dylan, No direction home. O, incluso, en instituciones gubernamentales como la Casa Blanca, el gobierno de California o el Pentágono en Estados Unidos emprendieron proyectos de información en formato podcasting.

Los medios periodísticos, como hace unas semanas The Sun en Inglaterra o la FM La Tribu de Buenos Aires, también encontraron la forma de innovar en sus contenidos con estas tecnologías.

El punto clave aquí es en los procesos de formación y educación los podcasts pueden convertirse en una tecnología de ampliación capaz de expandir y traducir la idea de “aula sin muros“. Contenidos culturales y educativos pueden distribuirse con estas tecnologías que permiten acceder al conocimiento desde cualquier parte. Además, la producción de esos contenidos ?no sólo el acceso- puede constituir una forma de aprender y profundizar sobre los temas o las áreas que se trabaje. En esa dirección trabajan en Educational podcasting for teaching and learning, por ejemplo, o en The Education Podcast Network.

Una experiencia en marcha fue difundida esta semana por El Universal Online: Harry Lewis, profesor de Ciencias de la Computación en la Universidad de Harvard, impartirá el primer curso de podcast en la universidad este semestre. Sus ponencias estarán inmediatamente disponibles para los estudiantes, por medio de un enlace de Internet protegido por contraseña: después estarán a disposición de la gente vía iTunes en forma gratuita.

Apple Computer, creadora de los iPods, puso en marcha el mes pasado iTunes U, un programa que permitirá a universidades utilizar la misma tecnología del iTunes Music Store para que distribuyan contenido educativo a sus estudiantes, que podrán acceder en sus computadoras o en los populares iPods.

Después de desarrollar un programa piloto con seis universidades -ente ellas las de Stanford y Missouri- Apple extiende la iniciativa que promete hacer realidad la idea de “aulas sin muros”.

Romina Barber, estudiante de inglés en Harvard, dice que la asistencia a los cursos que ofrecen clases grabadas ha declinado: “todos van a las primeras, pero sí se ve una disminución. Es triste porque se pierde la interacción y la dinámica de la clase”.

Para algunos, el servicio de Apple representa el futuro de la educación superior. “Creo que en el futuro veremos profesores que usan un conjunto más diverso de estrategias tecnológicas”, indica Don Knezek, director de Sociedad Internacional por la Tecnología en Educación, una organización sin fines de lucro. Quien además añadió: “no importa lo extraordinario que pueda ser un profesor, perderá a esta nueva generación de nativos digitales a menos que se incorpore a la era digital”.

Al igual que como ocurre con la producción multimedia, poco a poco, la cantidad de podcasts se incrementa. Los iPods son objeto de diseño (hasta para la ropa) y los sistemas de blogs buscan la forma de incorporarlos.

Los podcasts son una tecnología emergente con un potencial ligado a la posibilidad de pensar una red más amplía y territorial, que demanda trabajo en conjunto e ideas innovadoras para generar otras formas de información. En el sentido de la experiencia universitaria más arriba relatada, el desafío es pensar cómo apropiarse de estas tecnologías, de estas formas de conocer, en la educación y la cultura.

Publicada originalmente en educ.ar Educación y Tics