Peter Eisenman: cuando el ojo, la mente y el cuerpo trabajan juntos

eisenman.jpgEn el Congreso Internacional de Arquitectura y Diseño Arquine, cuyo tema central es Límites, el gran Peter Eisenman estuvo presente con la informalidad que lo resume y lo libera, sentado en los desniveles del escenario.

Se ocupó de volver sobre los atentados a las Torres Gemelas, la puesta mediática de su planificación, el despliegue semiótico de la arquitectura y producción y circulación de sentido en los tejidos de la sociedad del espectáculo.

Convertido él en un espectáculo, con esa camiseta de fútbol que lucia durante la conferencia en el Congreso de Arquine, Eisenman explicó que después del 11-s la arquitectura ya no puede competir con lo espectacular. Expresó en su conferencia: “Somos testigos del fin del espectáculo y de los arquitectos que han prosperado con lo espectacular”.

Para Eisenman, veremos el efecto de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, el efecto de los medios de comunicación, el efecto en el cambio de conciencia, que son importantes para la arquitectura hoy día. De acuerdo con lo expresado por Eisenman ante los cientos de estudiantes que lo escuchaban en el Congreso, los ataques terroristas a las Torres Gemelas, cerca de las cuales vivía, se planearon para ser un “evento mediático”. De manera que “después de que el primer edificio fue atacado, el segundo avión esperó media hora para que todos los televisores del mundo estuvieran encendidos. Era lo más espectacular que hasta entonces había habido en los medios: mirar mientras los edificios eran golpeados y luego verlos derrumbarse”.

Según la sentencia de Eisenman la arquitectura ya no puede competir con lo espectacular: el 11-s fue, según el arquitecto, el fin de la sociedad del espectáculo.

El ataque a la arquitectura, configurado mediáticamente, que postula Eisenman está vinculado a lo que ninguna otra disciplina pudo hasta ahora ofrecer: crear una condición en la que el ojo, la mente y el cuerpo trabajan juntos.

Mientras que la arquitectura se ha pensado como “un medio visual por excelencia”, al manejar la presencia física, Eisenman propone sobreponerse a dicho límite al “desplazar la idea de lo óptico como su fuente primaria de información”.

Bien, ahí una pista para romper los esquemas o por lo menos para cuestionar los tan venerados por seguros, aunque no siempre acertados.

La propuesta de Eisenman, no la teoría del fin del espectáculo sino mas bien la de repensar los sentidos, comienza abrirse paso para jugar con ellos, para ver de qué forma se interdeterminan, por ejemplo cuando la encrucijada está dada por el impacto en la arquitectura de un hecho político-terrorista concebido desde la iconoclasia mediática en la sociedad del espectáculo, que no sabemos si está muerta o si va a morir pero que no para de facturar $.
¿Quién es?

Peter Eisenman nació en 1932 en Newark, Nueva Jersey. Arquitecto por la Universidad de Cornell, obtuvo un Master de Arquitectura en la Universidad de Columbia, y un Master de Arquitectura y un título de Doctor en Filosofía en la Universidad de Cambridge, además del título honorífico de Doctor de Bellas Artes por la Universidad de Chicago, Illinois.

En 1980, tras varios años dedicado a la enseñanza y a la escritura, estableció su propio estudio de arquitectura. Ha elaborado una amplia gama de proyectos prototípicos, entre los que se incluyen proyectos de viviendas y planes urbanísticos a gran escala, equipamientos para instituciones educativas y viviendas unifamiliares.

Además de recibir decenas de reconocimientos, Eisenman fue uno de los dos arquitectos elegidos para representar a Estados Unidos en la Quinta Exposición Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia de 1991. Sus proyectos han sido objeto de exposiciones en museos y galerías de todo el mundo. Eisenman fue fundador y, hasta 1982, director del Institute for Architecture and Urban Studies.

Eisenman es autor de varios libros, entre los que se incluyen House X (Rizzoli), Fin d’Ou T HouS (The Architectural Association), Moving Arrows, Eros and Other Errors (The Architectural Association), y Houses of Cards (Oxford University Press). Dirigió las publicaciones Oppositions Journal y Oppositions Books, y ha publicado numerosos ensayos a artículos sobre teoría arquitectónica en revistas y publicaciones internacionales.

Saber más…
En qué anda…

Eisenman se ocupa actualmente de costoso proyecto -de 500 millones de euros- que se construye en Santiago de Compostela, España: son edificios que han llamado “la ciudad de la cultura”. Además también construye un estadio de futbol en Phoenix, Arizona, seis edificios en España y un memorial del Holocausto en Berlín, lo que resulta “muy emocionante para alguien que pensó que nunca presenciaría una construcción”. Este proyecto es foco de continuas polémicas, replanteos y críticas, pero avanza sin pausa hacia su terminación. En su centro de información subterráneo tendrá el listado con los nombres de todas las víctimas judías conocidas del Holocausto, proporcionado por el museo israelí de Yad Vashem.

Fuente: La Jornada