Periodismo y video en tiempo real

Sólo hay dos cosas que no se pueden replicar o descargar en un mundo hipermediado: la experiencia y el tiempo real

La semana pasada hicimos público un nuevo producto editorial que veníamos trabajando puertas adentro en elcomercio.pe. El viernes 9 de octubre, la muerte de Zambo Cavero, máximo ídolo de la música criolla peruana, nos llevó a adelantar las transmisiones de video en vivo y ubicuo que hasta entonces eran betas cerradas y parte del trabajo diario del equipo de videoreporteros que dirige Diego Peralta.

Las transmisiones de video en vivo tienen casi la misma edad que la Web, y decenas de medios y portales del mundo ya han incursionado en esa dirección, con entrevistas, columnistas y debates. Pero con el equipo de Medios Digitales de elcomercio.pe quisimos ir por más y llevar la producción de contenidos en tiempo real a la calle o a donde sucedan los acontecimientos, sin tener que estar atados a cables de fibra óptica o incluso de electricidad.

La audiencia orienta

La muerte de Zambo Cavero nos llevó dinamitar un tranquilo viernes de trabajo, sándwich entre jueves feriado y fin de semana: Poco después de la noticia de su muerte, estábamos transmitiendo desde la puerta de la clínica donde estaba el cuerpo de Zambo esperando para ser trasladado, y donde cientos de peruanos se autoconvocaron para despedir al músico.

elcomercio.pe - Zambo Cavero

En el lugar, la gente expresaba su dolor ante la cámara de elcomercio.pe y algunos hasta quisieron recordarlo cantando sus canciones favoritas a capela y en vivo desde el sitio más visitado en el Perú. Pero después vino lo mejor.

Anunciado el destino del cuerpo de Zambo, los videoreporteros se subieron al auto para dirigirse hacia el lugar. Siempre transmitiendo en vivo desde las calles de Lima, en un momento de desorientación urbana, decenas de las personas que seguían la noticia desde elcomercio.pe comenzaron a darles indicaciones sobre cómo llegar al lugar y cuáles eran los caminos más rápidos.

¿La audiencia haciendo de brújula para indicar el norte de la noticia? Ninguno de nosotros podía creerlo. Pero estaba sucediendo: Los usuarios online y conectados al chat ‘iban sentados en el auto de los videoreporteros’, veían lo mismo que ellos y los guiaban. El timón del periodismo de final de década está, literalmente, en manos de la audiencia.

elcomercio.pe - Zambo Cavero

elcomercio.pe - Zambo Cavero

Planear y hacer en las redacciones son un mismo proceso

A las nueve de la noche, cuando nos reunimos a evaluar la experiencia y planear la transmisión del velorio para el día siguiente, seguíamos sorprendidos. Ocho horas antes, todo había sido riesgo editorial e incertidumbre técnica, y pese a que hubo cortes y fallas, logramos estar en vivo con cierta estabilidad.

En paralelo recibíamos una avalancha de comentarios en las notas, publicamos toda la información disponible, contenidos propios, notas de color y un especial multimedia sobre el Zambo. Sin la colaboración y los aportes de todos los que se hicieron cargo en forma personal de la transmisión hubiera sido imposible. Uno de ellos hasta se cruzó media ciudad para abastecer a nuestros videoreporteros con baterías y más equipos tecnológicos.

Participación y obstáculos narrativos

Hacer de las transmisiones de video en vivo un formato cien por ciento móvil, inalámbrico y ubicuo no es capricho editorial y ni fetichismo subtropical por la técnica. Es intentar aprovechar en forma genuina y natural el valor agregado de “estar en tiempo real” cuando una noticia y la audiencia así lo demandan.

Este domingo seguimos en vivo. Transmitimos el entierro de Zambo Cavero desde La Molina. Si hasta hace sólo unos días teníamos preguntas sobre estos formatos, ahora tenemos muchísimas más, pero al menos mejor enfocadas.

elcomercio.pe - Zambo Cavero

elcomercio.pe - Zambo Cavero

elcomercio.pe - Zambo Cavero

La narrativa del periodismo online tiene un largo camino por delante, y el tiempo real es valioso también en tanto y en cuanto pone en crisis lo que hacemos y cómo lo hacemos pero, sobre todo, las formas de organización periodística: nos sacudió a todos del lugar de confort, ubicándonos en una etnografía productiva muchas veces insólita en las redacciones.

Este fin de semana llevamos adelante una experiencia editorial exploratoria para el periodismo online en América Latina, que habrá que mejorar y potenciar en muchas direcciones, gratamente en sintonía con lo que el sábado también realizó el diario El Comercio de Quito para cubrir la participación de su seleccionado de fútbol en las eliminatorias para el mundial de Sudáfrica.

Como ya dijimos en Amphibia, el periodismo nunca creció estrenando soportes, sino cuando reinventó formatos y propuestas narrativas sintonizando su oferta con el tiempo de la vida cotidiana de su época. Tenemos una década deliciosa por delante.