Para estudiantes de comunicación y periodismo ¿Por qué un blog?

A partir de dos posts de Darío Gallo sobre por qué todos los periodistas deberían tener un blog, y como resultado de algunas aproximaciones y conversas que tuvimos en los últimos días con alumnos, y amigos a distancia, propongo este intento incompleto de responder ¿por qué los estudiantes de comunicación y periodismo deberían tener un blog?:

Porque la idea de un blog en paralelo a cualquier actividad podemos vincularla a la de “work inprogress” joyceana. Sería la noción de obra como dispositivo abierto.

Porque un blog puede y no puede ser muchas cosas pero siempre tiene algo de tecnología de autoconocimiento y de herramienta de exploración.

Porque es una buena excusa para escribir con continuidad. Para leer, porque para escribir antes debemos leer, y si es un blog personal en el que no publicamos sobre lo que leemos por lo menos leeremos algún otro blog…es la naturaleza blogger…

Porque los blogs pueden funcionar como espacios para realizar seguimientos de proyectos, como cuaderno de ideas y como espacio-taller para la creación, para improvisar otras formas de escritura, de estilos…

Porque un blog propio es un espacio tan libre como podamos permitírnoslo y es por ello un buen lugar para combinar ideas, asociar deseos, compartir información, ejercitar la opinión y los mecanismos de argumentación.

Porque para estudiar la escritura es una tecnología idónea, ordena, cuestiona, reclama, encamina, asalta… y los blogs nos ponen de prepo a escribir.

Porque cómo vamos a transitar una carrera humanística escribiendo sólo para los trabajos prácticos. Tal como necesitamos leernos todo, y vernos todas las películas, necesitamos también escribir.

Porque si el objetivo es trabajar como periodistas no podemos esperar a llegar a la redacción para adquirir cierto ritmo de escritura.

Para aprovechar el potencial de enlazar nuestras publicaciones con las de los compañeros, haciendo una experiencia colectiva del relato y una narrativa de nivel meta que se hace entre todos.

Porque la lógica de la blogosfera es compartir, y si estamos leyendo un autor viene bien que compartamos la lectura que hacemos de sus ideas, los comentarios que nos provoca.

Porque un blog puede convertirse en un dinámico archivo de parciales, trabajos prácticos e investigaciones, accesible desde cualquier computadora conectada a la web (nunca más te olvidas el disquets y te evitas correr el riesgo de que el mail pueda no llegar a destino)

Porque su potencial es descomunal, si te tomas el trabajo de enlazar los posts entre sí podrás navegar tu experiencia universitaria, haciendo un ejercicio vital de escritura y pensamiento que te alejará de naufragar…

Porque es la forma de escaparle a la normalización de la escritura, al disciplinamiento académico, que viene bien pero que a veces nos deja a pie en el camino hacia la imaginación y la creatividad.

Porque puede funcionar como una tecnología al servicio práctico y de experimentación de la literatura.

Porque transitar la vida universitaria es una de las bisagras de la vida, y merece nuestro esfuerzo (mínimo) para dejarla registrada, para intentar una actitud reflexiva sobre ella, para interpretarla de distintas formas.

Porque la experiencia siempre tiene algo de enigmática y su lecto-escritura la define o le contornea algún sentido.

Porque los  actos de lectura y escritura que encaramos ponen en evidencia las tensiones de nuestra subjetividad.

Porque los blogs son o pueden ser lo que queramos y nos pueden servir para articular en la lectura y en la escritura lo imaginario y lo real de nuestro paso por la universidad.

Porque pasar por la universidad puede ser una experiencia mucho más estimulante si intentamos pensarla mientras la vivimos; escribir sobre ella es una forma de conocerla.