Marco general 2014

1. Toda nueva tecnología aparece por delante de la imaginación y de las necesidades promedio.

2. Toda tecnología desarrollada por o para especialistas termina en manos de la gente común y corriente, y se la adopta con fines imprevisibles. La brecha entre su creación en claustro y la adopción masiva es tan grande que se vuelve impredecible a largo plazo el uso social.

3. Toda nueva tecnología, y especialmente toda nueva línea de código escrita, elimina intermediarios, crea nuevos riesgos y oportunidades, e impone nuevas responsabilidades.

4. Toda nueva tecnología ofrece más autonomía funcional, pero a la vez promueve una mayor interdependencia de implementación: se pueden hacer cada vez más cosas en soledad, pero es cada vez más difícil conseguir visibilidad e impacto sin organizarse con otros.

5. El mundo de los objetos sin software está conociendo su final. La estabilidad funcional de “las cosas” está en extinción: si lleva software y se conecta es, por definición, inestable, hackeable, personalizable. Todo objeto inanimado está a la espera de convertirse en una nueva instancia de conectividad. Toda nueva instancia de conectividad es un nuevo ambiente de comercio e intercambio cultural.

6. La dimensión social de la tecnología no es aquello que la tecnología puede hacer por o para la gente. La dimensión social de la tecnología es qué significa para la gente.

7. Descentralización y registro de las interacciones sociales son procesos que están vinculados. A mayor descentralización, mayor registro.

8. Toda actividad y entrenamiento físico y cognitivo tiende a estar conectado a una Red.

9. La idea de prosumidor en torno a los contenidos es apenas una anécdota: producir objetos domésticamente y compartir infraestructura, darán una idea más acabada de prosumidor.

10. La información la producen los humanos. La información sobre la información, las máquinas. El mundo empieza a construir un primer layer de metadata. La información es la materia prima de toda innovación.