Los videojuegos en el aula

Un artículo publicado en la BBC sintetiza un estudio realizado en el Reino Unido acerca del uso de videojuegos en el aula.

Electronic Arts (EA) y FutureLab consultaron a unos mil docentes y a más de 2300 alumnos de escuelas primarias y secundarias de ese país con el objetivo de estudiar las experiencias y la percepción del posible uso de videojuegos para enseñar y aprender en las clases.

El 59 por ciento de los profesores consultados dijeron haber evaluado la posibilidad de utilizar videojuegos en el aula, mientras el 62 por ciento de los estudiantes se mostraron favorables que eso suceda. Pero la percepción sobre el impacto de utilizar videojuegos en las escuelas se distancia de hacer efectivas ese tipo de experiencias, ya que el 70 por ciento de los docentes consultados cree que los videojuegos podrían generar conductas “antisociales”. El 30 por ciento de los alumnos dijo que los videojuegos podrían incrementar las situaciones de violencia.

La brecha generacional es abismal. Según el estudio, más del 70 por ciento de los docentes jamás usó un videojuego, mientras que más del 82 por ciento de los estudiantes los utiliza regularmente.

Muchas veces, cuando se piensa en los videojuegos y la educación, se confunde utilizar los entornos de simulación para aprender conceptos y desarrollar habilidades y estrategias con enseñar a jugar a los videojuegos.

En suma y lejos de toda especulación teórica o estadística, lo que hace falta es generar una serie de experiencias aproximadas y experimentales al respecto. Si no cómo saber si los videojuegos pueden ser herramientas sofisticadas para la educación o tecnologías desechables.