Los entornos 3D son el futuro del elearning

Esta semana tuve la oportunidad de dar una conferencia desde real life en Second Life. Si bien con Argentonia hemos hecho y seguimos poniendo en marcha toda clase de experimentos, la transmisión en video en tiempo real para hacer una proyección en el ciberplaneta es una experiencia esclarecedora. Máxime cuando las imágenes in-world también se proyectan en real life.

Pablo Potvin

Buena parte de las cosas que decimos se hacen realidad, buena parte de las cosas que hacemos se resignifican. La interfaz se vuelve transparente como nunca y la tesis infundada de que Second Life es un chat 3D, se hace polvo.

El seminario “Universidad y virtualidad: nuevos escenarios”, del que participé en el marco del lanzamiento de la sede de la Universidad Pública de Navarra en Second Life, junto a Giulio Prisco, David Benito y Elisa García, nos dejó varias claves. Aquí algunas de ellas y el video en unos días:

Second Life –o como se llame en unos años- y los entornos 3D son los entornos del futuro del elearning.

Los chat son lineales, los mundos virtuales vuelven a la interacción analógica.

La sensación de “presencialidad” es altísima. Los presentes en el seminario de RL y en SL no son indiferentes entre ellos. Todos “están”, todos “participan”, coconstruyen esa experiencia.

Todas las intervenciones tienen la misma jerarquía de realidad. A nadie se le ocurre pensar que está hablando con máquinas o personajes de ficción.

Las formas de participación gozan de las mismas libertades y limitaciones en ambos entornos.

Los conferencistas ven al mismo tiempo a los asistentes en RL y en SL, y proyectan sus powepoints en los dos entornos. Los asistentes participan de una experiencia análoga. Pueden ver a los conferencistas, a los asistentes de RL y SL y a las presentaciones de diapositivas. Todos ven todo.

Las intervenciones espontáneas son tan permeables de un lado de la pantalla como del otro. Todos “atienden” cuando de un lado o del otro, alguien “levanta la mano”.

Aún con todas sus limitaciones, el realismo de Second Life destraba cualquier metáfora de escritorio. Las estrategias retóricas son similares de un lado y del otro de la interfaz.

Tenemos que comenzar a prestar especial atención a los sistemas operativos del futuro y a desarrollar paquetes de aplicaciones para esos entornos.

El lunes, Second Life se ha vuelto la interfaz social más transparente con la que trabajé.