Los enciclopedistas del siglo XXI debaten en internet

La Wikipedia fomenta el debate sobre sus artículos para mejorar la calidad de sus contenidos. Una experiencia enciclopédica sin precedentes. Los usuarios no sólo publican y editan artículos: también discuten sobre la neutralidad y la rigurosidad de los textos.

Siempre nos interesó la Wikipedia. Desde el mismo momento en que fue fundada seguimos atentos su evolución y leímos vaticinios de toda índole sobre el “vivisistema” y el vandalismo, que pregonaban el caos, el desorden, la falta de rigurosidad y hasta el posible fin de la enciclopedia libre.

Ahora las cosas cambiaron, pero recién fundada por Jimmy Wales, en enero de 2001 en su versión en inglés, para muchos la Wikipedia no emergía como un proyecto viable –eran impensables, entonces, su actual crecimiento distribuido y su diversidad lingüística- y pocos eran quienes manifestaban entusiasmo frente al proyecto.


Cualquiera de nosotros puede editar y crear contenidos en la Wikipedia, como también en todos los proyectos de la fundación Wikimedia que, sin ánimo de lucro, además de la enciclopedia libre cuenta con otras experiencias colaborativas como el Wikcionario (el diccionario libre), los Wikilibros (la editorial libre), el Wikiquote (banco de citas y frases famosas), las Wikinoticias (el noticiario libre) o Wikiespecies (un directorio de especies), entre otras.

Los debates sobre la Wikipedia ya son bastante conocidos y algunos los comentamos en un artículo publicado en el diario La Capital. Un caso de manipulación maliciosa de contenidos fue el de la biografía de John Seigenthaler, que fue indebidamente involucrado desde un artículo de la Wikipedia en los asesinatos tanto de John F. Kennedy como de Robert Kennedy. El bromista, que había publicado el artículo, fue identificado como Brian Chase y el caso trascendió cuando el 29 de noviembre de 2005 Seigenthaler detalló lo ocurrido en un editorial del diario USA Today, criticando muy duramente a la enciclopedia libre. La Wikipedia es una “herramienta irresponsable y defectuosa”, decía el damnificado.

También estalló la “guerra” entre la Enciclopedia Británica y la Wikipedia. Entonces, los contenidos de la Wikipedia fueron legitimados por la reconocida revista científica Nature, que propuso a especialistas comparar 42 artículos puntuales que se encuentran en la enciclopedia libre y en la Británica.

El promedio de errores por artículo que encontraron los expertos fue de cuatro en la Wikipedia, y tres en la Enciclopedia Británica. A priori la conclusión sería que la Británica es “mejor” que la Wikipedia, pero si bien no tiene sentido la comparación hay que agregar que los errores sólo pueden ser modificados en forma instantánea en la enciclopedia libre. Como siempre, hay dos posiciones al respecto: una ve los errores y la otra enfatiza sobre la posibilidad de corregirlos.

Como se habrán enterado, la Enciclopedia Británica desautorizó ese estudio e incluso pidió a Nature que se retracte, y la prestigiosa revista respondió que no estaba dispuesta a hacerlo.

También hubo otros casos para alimentar la polémica, de un lado y del otro. Por ejemplo cuando Tim Ryan, un periodista del diario Honolulu Star-Bulletin, de Hawai, fue despedido por tomar –sin citar ni atribuir- en seis de sus artículos contenidos literales de la enciclopedia libre. O el reciente episodio que tuvo como protagonista al congresista estadounidense Marty Meehan, que manipuló su biografía publicada en la Wikipedia a fin de eliminar toda información que pudiese perjudicar su imagen y destacó sus promesas políticas y propuestas de campaña.

La Argentina también tiene su capítulo en esta historia y su artículo en la Wikipedia. Hace unas cuentas semanas fue bloqueada la edición del artículo sobre Néstor Kirchner. Aunque hoy ya está reabierto para su edición, el artículo advertía:

Debido al reciente vandalismo, la edición de esta página por parte de usuarios nuevos o anónimos está temporalmente bloqueada. Puede discutir los cambios o pedir su desprotección en la página de discusión del artículo.
Importante: la protección no implica necesariamente el respaldo de la edición actual.

Elaboramos esta memoria arbitraria reuniendo algunos los últimos debates en torno a la Wikipedia porque encontramos un ejemplo de la proyección que tiene la enciclopedia libre, pero también respecto de la rigurosidad y análisis a los que se expone a algunos artículos, y cómo se convierte en un catalizador de prácticas democráticas y cooperativas.

La Wikipedia tiene políticas de “neutralidad” de sus contenidos. Cuando existen desacuerdos sobre la neutralidad en la versión de un artículo, la enciclopedia libre advierte a los lectores la situación y enlaza a una página asociada –dentro de la enciclopedia, claro- para dar las discusiones necesarias entre la comunidad de usuarios –o “wikipedistas”- sobre algunos puntos del artículo en cuestión.

El requerimiento del “punto de vista neutral” es uno de los principios fundamentales que guían la gestión de contenidos de Wikipedia: “El PVN establece que la enciclopedia debe contener hechos y que sus artículos deben ser escritos sin sesgos, presentando adecuadamente todos los puntos de vista existentes sobre tales hechos. Esta política se malinterpreta con facilidad. No supone que sea posible escribir un artículo desde un único punto de vista objetivo no sesgado. Dice que debemos representar adecuadamente los puntos de vista de todas las partes en disputa y no hacer que el artículo afirme, implique o insinúe que alguno de ellos es el correcto. La neutralidad, pues, no es ocultar puntos de vista sino mostrar la diversidad, para que cada persona adopte la opinión que prefiera”.

Uno de los artículos donde en la versión en español de la Wikipedia se advierte sobre la posibilidad de que no se respete la neutralidad es el relativo a Fidel Castro:

Este artículo ha sido protegido para su edición hasta que las diferencias en su contenido sean resueltas en su página de discusión.
Importante: la protección no implica necesariamente el respaldo de la edición actual.
Hay razones para creer que este artículo no respeta la neutralidad en el punto de vista.
Existen desacuerdos sobre la neutralidad en la versión actual de este artículo, en la página de discusión puede consultar el debate al respecto.
Véase la lista de páginas sospechosas para saber lo que se considera, en términos generales, no neutral.

Lo que nos interesa de todo esto es la página de discusión, porque allí funciona, también en formato wiki, un espacio de debate sobre los detalles “no neutrales” de los artículos, donde los usuarios se detienen a analizar distintos fragmentos y a exponer sus razones para editarlo, conservarlo como está, eliminarlo, contextualizarlo, etcétera.

Pasen y vean. La página de discusión sobre el artículo de Fidel Castro tiene un índice de treinta puntos de debate y una extensión, al momento de escribir este post, de más de ochenta páginas de un procesador de textos.

Probablemente podamos encontrar decenas de estos casos entre la cantidad abismal de artículos que ofrece la enciclopedia más vasta del mundo, que actualmente cuenta con 1.160.000 de artículos en inglés, 406.000 en alemán, 292.000 en francés y 122.000 en español, por mencionar sólo algunas de sus versiones.

Rescatamos las páginas de discusión de la Wikipedia porque materializan ideas repetidas por muchos pero no siempre traducidas en proyectos. Arquitecturas de colaboración, redacción colectiva, descentralización de la gestión de contenidos, democratización de la producción de conocimiento…

No se trata de un aspecto menor. Estructuras impensables hace apenas unos años no sólo muestran que ahora es posible otra relación con los saberes, sino que además se generan espacios de discusión sobre la construcción del conocimiento. La diferencia es clave: la Wikipedia no sólo democratiza el acceso al conocimiento, no sólo democratiza la producción del conocimiento, sino también hace posible –algo sin precedentes- pensar colectivamente en cómo lo estamos construyendo. Así, la enciclopedia del siglo XXI deja de ser una fuente o un depósito de información para transformarse en un espacio de producción colaborativa del conocimiento, que supera la discusión sobre los contenidos en sí dando lugar a modos emergentes de relación con el conocimiento y la información.

El objetivo de la Wikipedia es “recopilar todo el conocimiento de la humanidad y ponerlo al mismo tiempo al alcance de todos como un derecho inalienable, tanto para su consulta como para su elaboración”. Pero está haciendo mucho más que eso. Está desvinculando el conocimiento de la autoridad y del poder. Miles de personas hoy son enciclopedistas del siglo XXI, es decir, wikipedistas.