Lo concreto

El sábado hablé sobre cómo leen y escriben los jóvenes en internet, para profesores en Ciencias de la Educación, profesores en Letras y psicólogos especialistas en enseñanza y aprendizaje, todos haciendo un posgrado en Escritura y Alfabetización. Es una clase de tres horas, muy empírica, en la que muestro ejemplos que a mí me parecen interesantes de prácticas de escritura y lectura: hablo muchísimo de fotologs, de juegos, de blogs, de escribir colectivamente un google doc, de cómo se produce una noticia online, de armar un lector de noticias, de Wikipedia, de Twitter, de 20palabras. También trato de conceptualizar, pero lo más interesante es cuando me cuentan qué partes de ese mundo les interesan a ellos, que están pensando casi todo el tiempo en cómo enseñarle mejor a los chicos. Y esas cosas que a ellos les interesan siempre me hacen volver a pensar que el verdadero sentido de internet está en lo concreto, en lo que se puede hacer, en la idea trasladada a un proyecto puesto en marcha.

Estas fueron las 5 cosas que más les interensaron, las que les preocupaban, preguntaron y discutieron conmigo y entre ellos:

1) Hablando de abrir un google doc para escribir colectivamente: “¿Cómo se hace para que la edición colectiva de internet no quite “la marca de estilo” de los autores?”

2) Hablando de Wikipedia: “¿Quién se hace responsable por la autoría?” “¿Y por los datos falsos?”

3) Hablando de 20palabras: “¿Tenemos que volver a la pirámide invertida para escribir noticias?” (Fue una pregunta de una profesora que había venido de Chile, y en su colegio un periodista muy importante les había dicho en un taller de periodismo que las noticias ya no se escribían más con pirámide invertida, sino comenzando por describir un lugar, una cara, una situación).

4) Hablando de la cantidad de amigos y actividades de los chicos en fotolog, facebook o hive five de los chicos: “¿Cómo hacer para resguardar la intimidad?”

5) Hablando de leer, conversamos mucho sobre cómo facilitan las múltiples tareas las pestañas del Firefox y los lectores de noticias.

Y lo que me quedó a mí:

1) Que los casos de Wikipedia y 20palabras interesan exponencialmente más que cualquier otro. Puedo dar miles de ejemplos de escritura en internet, pero las discusiones siempre se alargan en esos dos temas. ¿Por qué creo que es así? Porque ambos son proyectos capaces de ser hechos y potencialmente ricos para enseñar. Pero además porque sus ideas centrales (lo colaborativo de wikipedia, lo móvil y breve de 20p) son replicables para otros proyectos. Sigue, sí, preocupando la confiabilidad de Wikipedia. Pero cuando pensamos si creerle más a Encarta o a un mapa de Bosnia hecho por un croata, y volvemos a la idea de que nada nunca es del todo democrático, la discusión sigue estando, pero no se transforma en un obstáculo. Las dudas de 20palabras (¿se puede decir todo en 20 palabras?, ¿no se necesita analizar más?) también caen cuando la idea se replica para otros ejemplos que se pueden hacer en una escuela, pero también, para las noticias, lo importante es que ¡no!: la pirámide invertida nunca va a morir.

2) Que es importante el poder aliviador de esta frase: “para los chicos no existe la separación entre mundo virtual y mundo real“, que lo que sucede en un lugar sucede en el otro, que no hay una pared. Es si mucho más aliviador si nosotros mismos no los suponemos como mundos distintos. Pensar en esos términos produce una tranquilidad fabulosa y nos permite avanzar discutir y pensar cómo adueñarnos de los “nuevos” o “viejos” mundos que queramos para hacer cosas en ellos.

3) Que yo había olvidado la preocupación por el “estilo del autor”, tal vez porque la edición en medios me hace pensar en el estilo “de un medio” y no “de un periodista”. Para mí es difícil pensar en el estilo o en “la firma” después de internet. En cambio, creo que sí se pueden producir marcas de estilo (individual y colectivo) a partir de la producción de nuevos contextos o de explotar aún más los que existen.

4) Que, hablando de blgos, no interesa mucho la regla ni el estilo, si hay foto o no, si el texto era largo o corto, si había o no comentarios. Nadie intentó clasificar ni conceptualizar los blogs, sino que se preguntaban cómo hacer algo que no estuviera ya hecho con los blogs, y sobre todo para qué hacerlo, o por qué no pensar los fotologs que todos los chicos ya tienen no pueden reinventarse y usarlos para más.

Lo concreto. Creo que eso en eso vamos a seguir pensando. Y haciendo, mejor.