Le Amphibian Diplomatique

Mientras los mutantes de la era Amphibia despegan los párpados y relojean incrédulos el contexto, responden entrevistas que incluyen preguntas como ésta: ¿Cuáles serán, en el mediano plazo, los desafíos del periodismo digital?

Agregar voces, nichos y pasiones. Aprender a segmentar y entender toda la información con la que contamos sobre las audiencias. Aceptar que la información ahora también es producida y leída por algoritmos. Animarnos a pensar los nuevos medios con originalidad. Llevar a la práctica las ideas sobre convergencia de medios, ofrecer contenidos y formatos ricos en información, participación y disponibilidad. Tomarnos en serio a los teléfonos celulares, que para muchas personas ya es el primer dispositivo de acceso a internet, mucho más que las computadoras. Abandonar de una vez por todas las lógicas y arquitecturas industriales de los medios masivos. Y ver a los programadores que se sientan allá al fondo no como un grupo de nerds y freakies aislados, sino como el puente con las audiencias. Y algo esencial: no confundir los cementerios de soportes y las morgues de herramientas con la muerte de los medios. Lo más difícil es que tenemos que lograr todo eso, pero sin dejar de informar con seriedad y entretener con buen gusto.

Como corresponde a esta época inescrutable, esa y otras respuestas se publicarán sólo en papel en un periódico para el cono sur.