La Web 2.0 que viene

De la producción de contenidos al diseño de contextos.

Tal como la entendimos hasta ahora, la Web 2.0 ha muerto. En un mundo donde cualquiera fuera de la brecha digital puede producir y publicar contenidos, estos dejan de ser lo más importante. Luego de la abundancia de información, lo que viene es el diseño y remixado múltiple de contextos. Entornos Web o no Web, ese binarismo tampoco importa.

Hasta ahora, los webdoscerólogos dijeron que la Web 2.0 está centrada en el usuario, algo que, además de ser muy difícilmente demostrable, si alguna vez fue así, cambiará para siempre. La Web 2.0 está centrada en servicios y herramientas para compartir contenidos, no en las personas ni en redes de creatividad o conocimiento. Lo que viene estará a orientado a coproducción de contextos para generar sentido, construir identidad, orientar creatividad y potenciar inteligencia.

La Web 2.0 vendió los espejos de colores del reconocimiento público, filtrado elitista y magia viral, paradigma que se desmorona sin pausa.

El trueque digital de contenidos que en la Web 2.0 se llama pomposamente “producción de conocimiento” será uno de los primeros hitos del revisionismo histórico digital de la próxima década. El conocimiento no puede ser antes sustantivo que acción, y los entornos mapean las posibilidades de la empiria. Por eso importan los entornos. Por eso, el Proyecto V que Roberto Jacoby ideó en la Argentina 0.1 del año 2000, por ejemplo, sigue siendo aún más innovador que cualquiera de los proyectos 2.0 que se ven en la red gaucha. El proyecto Venus fue una experiencia de diseño de contexto y remixado de habilidades.

La era del remixado de contextos desata una nueva (eco)lógica ambiental digital. Los contextos son mashups de habilidades, las personas son apis o plugins de los entornos. Lo que importa es el remixado de contextos. En un mundo donde todos pueden publicar contenidos, la información deja de estar en el lugar más obvio. Ahora el contexto/red es lo importante, y las personas en tanto widgets mutantes de la nueva ecología.

Parece abstracto y en algún punto lo es. Pero también era intangible la potencia de los blogs cuando de ella habábamos a principios de siglo.

Estas ideas toman aún más forma cuando se piensa la escuela como contexto, no los alumnos y docentes como bloggers. La empresa como contexto, no los empelados como productores de contenidos solamente.

En clave .zip: Las personas rediseñan los entornos. Los contextos remixan los proyectos. Los proyectos reinventan las prácticas de las personas. Los contenidos vendrán mucho después, como una expresión del remix. La innovación se inscribe, siempre, en el método. En la lógica del entorno. No en el contenido lineal. La Web 2.0, tal como la conocimos, ha muerto.