La vulnerabilidad de las redes sociales: cuando los clics no son lo más importante

MySpace cuenta con más de 70 millones de visitantes y parece ser una de la redes sociales más concurridas de la web. El problema es que eso no es todo, que aquellos productos y servicios que funcionan hoy no necesariamente funcionarán en el futuro, que es dentro de un rato. En un artículo publicado en wharton.universia.net comentan la imposibilidad de medir el medio plazo de sitios como MySpace (que ocupa el segundo puesto detrás de Yahoo en número de visitas y tiempo pasado en el sitio) y Facebook (ideado por un estudiante de Harvard que decidió tomarse unas vacaciones y creado gracias al apoyo del capital-riesgo de Silicon Valley)

El interés de los miembros de las redes sociales, señalan, es algo muy difícil de mantener. De alguna forma, dicen, responden a algunas formas de la moda y todo puede cambiar de un momento a otro. “En todas estas redes existe cierto componente relacionado con las modas pasajeras. Algunas vienen y se van”, explica el profesor de Marketing de Wharton, David Bell. Y añade: “Gran parte del éxito es incluso una sorpresa para nosotros. Estas cosas pueden tener un crecimiento exponencial. Luego, si surge otra comunidad que ofrece algo mejor, puede haber una migración en masa”

Para Peter Fader, profesor de Marketing de Wharton, las redes sociales son tan poderosas como volubles: “Son una apuesta fuerte. Mira cuántas han surgido y cuantas fueron desplazadas por la siguiente moda. ¿Cuántas han desaparecido en su totalidad o sirven un extraño, pequeño e inexplicable nicho?

Porque acá lo difícil es saber por qué servicios MySpace tienen éxito, aun cuando sus servicios no sean los mejores. En muchos casos resulta muy difícil encontrar argumentos contundentes que nos permitan comprender porqué tienen éxito, pero saberlo es la clave del porvenir de las redes sociales de expreso corte comercial.

Los ingresos de publicidad, aunque en suba y prósperos, advierten la mayoría de los especialistas, no será la mejor estrategia para el futuro de este tipo de servicios. Comunidades alrededor de un producto, quizá sí.

Lo que queda cada vez más claro es que el fetichismo por el contenido es sólo un ápice de la complejidad de las redes. En todo caso, la relación con la información tendrá que ir mucho más allá y salirse de la pantalla (o multiplicarse por las pantallas) No es casual que el camino por delante de MySpace y Facebook esté marcado por los dispositivos móviles. ¿O por qué si no News Corp. pagó por MySpace 580 millones de dólares?

Según la nota de wharton.universia.net, Nitin Gupta, analista de The Yankee Group en Boston, explica que MySpace se basa en conectar grupos emergentes con nuevos seguidores, lo cual le convierte en el socio lógico para una empresa de medios de comunicación como News Corp. La empresa puede utilizar el sitio para hacer pruebas o poner sus productos de moda. “A medida que la red social empieza a ser algo más que un mero sitio para que la gente con determinados gustos musicales y gracias a ella se conciertan citas y todo tipo de cosas, se convierte prácticamente en un sistema vivo”.

Quien es contundente es Eric K. Clemons, profesor de Gestión de las Operaciones y la Información de Wharton: “Como aprendimos gracias a la locura de las punto-com, el valor no se encuentra en los clicks de ratón o el número de visitas. El valor procede de los ingresos … ¿Puedes vender suscripciones para acceder a tus datos o tus servicios? ¿Puedes cobrar por recomendaciones o compras realizadas gracias a tus recomendaciones? ¿Puedes vender cosas? Si la respuesta es negativa, tus ingresos son nulos y tu valor de mercado es cero”.