La lección de Bezos

El mes pasado, el Washington Post anunció un acuerdo con varios diarios “regionales” estadounidenses que permite a los suscriptores de esos diarios leer el Post y vice-versa. En su excelente análisis del acuerdo, Tyler Cowen plantea el interesante concepto de ver al Post convertido en una especie de núcleo de contenidos (un hub, según su definición) desde donde llegar a distintas fuentes. En la visión de Cowen, el acuerdo permitiría al Post crecer a través de la conformación de nuevas sociedades con otros medios, quizás extranjeras o quizás de otro especialidad (una revista literaria, por ejemplo) para poder así ofrecer más y más contenidos. Sumados a los contenidos periodísticos, llegarían otros productos, como música, hasta transformar al Post en un “Amazon de las noticias y otras cosas”. A la larga, podría producirse un efecto de canibalización y el precio del producto bajaría, hasta hacer muy difícil la competencia. Un modelo similar al de Amazon.com, sugiere Cowen, cuyo argumento convence, en parte, porque parece obvio por ultra-sensato y lo deja a uno pensando, ¿cómo no se le ocurrió a nadie antes?

El argumento no sólo convence. Además permite ir más allá, ver qué más podemos sacar del incipiente experimento. Para quienes miramos desde afuera, el experimento importa por lo que demuestra: Bezos está mirando la relación prensa-internet desde otro lugar. Esta primera movida parece indicar que la suma de lectores puede lograrse de otra manera, que no tiene que ver con que una redacción haga tal o cual cosa ni con contratar a fulano o mengano. De hecho, tiene poco que ver con hacer contenido de calidad o no y más bien con agregar contenido y aprovecharse de lo que ya existe para construir una red de lecturas (o entretenimiento, si se prefiere) lo más amplia posible. Todo ello sin necesidad de aumentar los recursos propios y hacerlo con el consentimiento explícito de los creadores de esos contenidos, lo cual lo diferencia de los modelos existentes, tipo Huffington Post o Newser.

La idea de ofrecer contenido más allá de periodístico no es sólo producto de la imaginación de Cowen. El mismo presidente del Post, Steve Hills, se lo dijo al FT, al explicar que la suscripción compartida podría expandirse a cualquier empresa que ofrezca suscripciones especiales, sea Amazon Premium, Spotify o canales de televisión. Hills dice algo más interesante todavía: que Bezos está preguntándose cómo construir la mayor audiencia digital posible, no cómo hacer dinero ya. Lo dicho: el modelo Amazon.com, donde el objetivo hace rato pasó a ser cómo tener la mayor clientela posible, no cómo vender la mayor cantidad de libros. Si hay un buen momento para aplicar la frase inglesa “thinking outside the box” con respecto a la prensa “digital”, es éste.