Interpol confía en sus máquinas

Y nosotros también. Hay que prestarle atención al videoclip de Rest My Chemistry. De la mano de Aaron Koblin y sus habilidades de programación, renovaron la postura boba de la no exposición de sus cuerpos. Este video de la banda newyorkina es una expresión de los primeros esbozos de un datamapping default, pero mucho más de la irreverencia arduina de implosionar toda representación. Los detalles de la obra.