#inception

Para contextualizar, primero hay que leer esto.
Pero tal vez no haya que leer exactamente más nada.

No se me ocurre una manera más prístina de presentar el caso que la siguiente: que el canciller @hectortimerman confunda entre sí y en medio de una penosa disputa online a las versiones @pepeeliaschev y @peliaschev, es uno de los eventos más significativos de nuestra época.

Y mediante ese nosotros inclusivo no me refiero a una de esas apelaciones de sesgo tecnológico a nuestros tiempos modernos –iniciados hace 2 siglos y acabados hace medio–, sino a uno de esos eventos azarosos, inesperados y a la vez casi formales –en el sentido formular– donde la #derrotacultural y el #findelperiodismo se fusionan en un cono perfecto de Vacío de Sentido.

Escribe @hectortimerman:

Dice @pepeeliaschev si huggies saca a florencia peña de sus filas, la campaña podría hacerla Timerman que no va a lo de leuco porque se cagó.

La línea de los soñadores soñados.

Atraviesa Descartes, toma curvas ambivalentes en Hume, se expone en Unamuno, se estiliza para siempre en Borges y termina masificada al alcance de la chusma palurda en Christopher Nolan.

Yo los llevo a Twitter. Entretenimiento filosófico de calidad.
Parpadeos oníricos en ciento cuarenta caracteres.

Los invito a seguir la batalla de percepciones –no se trata de si son reales o falsas, sólo se trata de percepciones– entre un canciller y las versiones de un periodista. No importa quién es quién, porque ninguno representa algo distinto que nuestra época.

@peliaschev acusa a @pepeeliaschev de ser “una mera operación doméstica de saqueo”.

La palabra importante, de todos modos, es ser.

¿Pero cuál de los dos creerían ustedes que escribió lo siguiente?

Mi identidad se sutenta en más de cuarenta años de labor periodística, enfrentando dictadores y dictatorzuelos. Nos vemos esta noche.

¿Y lo siguiente?

¿Qué hacer en un pais cuyos gobernantes derrapan por twitter sin filtro ni control de esfínter? Por incontinencia, pueden hacer un desastre.

¿Y qué tal esto?

En Brasil designaron póstumamente a Vinicius como embajador. En nuestro país, el ministro de relaciones exteriores es un muerto.

¿O esto?

Moraleja melancólica al atardecer: ¡cuánta energía al servicio de las peores pasiones! El twitteo oficial K es puro cinismo, mera patanería.

¿Y esto?

El célebre rabino Bergman nos dice: “no confundir Perón con Nerón”. Yo agregaría: “no confundir octubre del 17 con 17 de octubre”.

Por supuesto, ustedes han leído demasiadas novelas policiales. O en todo caso, han visto demasiados capítulos de Hércules Poirot recreados por la BBC. Entonces quieren saber cuál es el real.

Quién es el soñador y quién es el soñado.

Entiendo que tal vez no perciban la belleza en toda esta situación. La ambigüedad profunda. La paradoja existencial. El dichoso goce de que, finalmente, nada es real.

No estoy seguro, pero @hectortimerman infiere la metafísica de lo que ocurre. Entonces termina diciendo:

mis condiciones eran, los dos sólos hablando y debatiendo. Yo no tengo archivos ni videos ni equipo de producción. Leuco quiere un show.

Da exactamente igual.
De todos modos, la palabra importante es show.

Lean las dos Bio en Twitter de @pepeeliaschev y @peliaschev.
Traten de asignar cuál le corresponde a cuál.

Bio Journalist. B. Buenos Aires 1945. Author, essayist, radio and TV personality. Nine books.

Bio Periodista independiente. Ex alumno del Colegio Nacional de Buenos Aires.

¿Se preguntan quién tiene más followers?
Se sorprenderían.

“Non, je ne regrette rien”, espera escuchar uno desde algún lugar más allá de las nubes, y después recibir #lapatada.

Pero créanme, hermanos y hermanas, ya no hay ninguna realidad esperándonos después del golpe. Eso es nuestra época.