Hipermediaciones y nuevos medios

Entre las dos macbooks, una telecaster, media docena de móviles, un arduino y una bodega de piratería nada despreciable, se hace lugar en casa una incipiente biblioteca de mi vida en Lima, que voy mudando en partes a Buenos Aires cada vez que viajo para diluir el sobrepeso de equipaje en cómodas cuotas.

Después de un verano a pura literatura peruana contemporánea, escrita por jovencitos brillantes como Jeremías Gamboa, Juan Manuel Robles y mi amigo Daniel Titinger; algunas desviaciones saludables hacia Hemingway, un encontronazo barroco con Rachel Cusk y también una reciente sobredosis de Malcolm Gladwell, pasando inesperada y casualmente por teorías de las organizaciones de la mano de Dee Hock, Bernard Girard, Marcus Buckingham y Curt Coffman, las ciberculturas vuelven a ganar terreno.

Primero Stefan Pfänder y Jörg Wagner con La des/comunicación y sus re/medios; Marcelo Urresti y sus Ciberculturas Juveniles; y Nuevos Medios, estrategias de convergencia de Roberto Igarza -los tres gentileza La Crujía-; luego Lo tecnológico y lo imaginario de Daniel H. Cabrera y muy recientemente Hipermediaciones, elementos para una teoría de la comunicación digital interactiva, de Carlos Scolari.

Los libros de Roberto Igarza y de Carlos Scolari son los que quiero recomendar con todo entusiasmo. Ambos tienen la virtud de no dejarse atrapar por la futurología barata, el romanticismo digital ni la melancolía ilustrada, epidemias académicas que en temas de ciberculturas se están llevando al cielo del olvido a tantas cátedras, corrientes de pensamiento y autores.

Nuevos medios, de Igarza, es un mapa de conceptos alrededor de la convergencia de medios, y el de Scolari, Hipermediaciones, -sobre todo la primera parte- un mapa de las teorías y pensadores que desde hace más de veinte años se están encargando de las interacciones digitales. Son dos libros esenciales para profesores y alumnos de materias ligadas a medios online, comunicación y periodismo digital, ciberculturas y afines. Los cuadros y semantogramas que ofrecen ambos autores son tan valiosos como prácticos.

La primera parte -lejos, la mejor – del libro Hipermediaciones constituye una genealogía sin precedentes de autores, teorías, conceptos y aproximaciones a las ciberculturas. Un mapa concreto de elementos para una teoría de la comunicación digital interactiva, que rescata autores a veces olvidados y hace justicia, como pocos, con las ideas de Lev Manovich, probablemente el satélite con señales más afinadas sobre nuevos medios.

Así que si Ustedes son también de dilapidar salario y horas de almuerzo en las librerías, háganse de Nuevos Medios de Roberto Igarza, y de Hipermediaciones de Carlos Scolari.