Hablamos con Michael Wolff, de Newser.com

Entre los pendientes y drafts de Amphibia estaba la intención de hablar con los creadores de Newser.com, el sitio de noticias que en octubre de 2007 pusieron en línea Michael Wolff, columnista de Vanity Fair y autor del libro The Man Who Owns the News (una biografía de Rupert Murdoch), y Caroline Miller, editora de New York Magazine.

Newser.com es uno de los sitios periodísticos que seguimos más de cerca. No es casual que lo hayamos incluido como caso de estudio en el Magíster Internacional en Comunicación y Periodismo Digital de la Universidad Mayor, en Chile. La contundencia informativa del sitio es la envidia de cualquier online.

Su tráfico crece a toda velocidad, desinventa permanentemente la forma de presentar las noticias y cuenta con un algoritmo que coproduce la información con los periodistas. Read less, know more es su lema y se está convirtiendo en uno de los ejemplos más cabales de los medios híbridos, y de las capas artificiales y arquitecturas postindustriales del periodismo.

En este post, algunas referencias clave sobre el sitio y el testimonio de Michael Wolff.

Cuando hace poco más de un año Newser.com irrumpió en la escena de los nuevos medios, los comentarios sobre el sitio no se hicieron esperar. Llamaba la atención. Su interfaz se salía de la norma, anunciaban que un algoritmo los apoyaba en la selección de las noticias y, haciendo honor a su lema, no tardaron en ofrecer secciones como “NY Times in 60 Seconds”, “Best of the Glossies” o “Pundit Watch”.

Las noticias en plan abstract, sumarizadas siempre con enlace a las fuentes, y la posibilidad de optimizar y personalizar la experiencia de los usuarios de una manera poco convencional para los medios, por ejemplo seteando los contenidos sin registro previo y ecualizándolos a gusto entre dos extremos hard y soft, marcaron la diferencia desde la primera hora. En efecto, la forma de organizar la información siempre fue un valor agregado que Newser.com decidió ofrecer a sus lectores. Entre otras alternativas, los usuarios pueden acceder a las noticias en función de las fuentes que utilizan los periodistas.

Newser.com no cubre los hechos de forma directa. Trabaja con la información disponible online y le añade criterio, la ilustra, la complementa y editorializa y, sobre todo, la sintetiza. La tecnología que desarrollaron para filtrar los contenidos con precriterios -y sobre la que poco se explayan- es otra de las características de distingue al medio propiedad de Highbeam Research. Así lo resumió Wolff: “Tenemos una tecnología que lee miles de fuentes de información, las filtra y arroja resultados a nuestros editores basándose en criterios presetados. Luego los editores y redactores hacen una selección final”.

No obstante, una de las apuestas más audaces de Newser.com, que tiene unas 350,000 visitas únicas por día, es funcionar con una arquitectura de redacción que nada tiene que ver con la de cualquier medio tradicional, aun en sus versiones online. “Junto con personal de tecnología, nuestro equipo editorial tiene un puñado de editores y escritores, que escriben noticias, seleccionan las fotos y resumen los artículos”, nos explicaba el fin de semana Michael Wolff.

Si bien el sitio es producido por menos de una decena de periodistas, Wolff contó que “invertimos varios millones de dólares en desarrollo y nuestro modelo de negocio es la publicidad. Ese año seremos rentables”. Y añadió: “Tenemos entre 1,5 y 2 millones de usuarios únicos por mes. Es una audiencia de entre 30 y 45 años que prefiere obetener información de uno o dos sitios y no navegar múltiples sitios de noticias para enterarse de lo que pasa. En algún sentido, nuestro público se asemeja a los lectores de un diario de una gran ciudad una generación atrás”.

Una redacción amorfa con un costo operativo bajo, un algoritmo aliado, una interfaz poco común, personalización y, sobre todo, síntesis y simplicidad son algunas de las claves que hacen de Newser.com un sitio de noticias fuera de serie. Conocemos decenas de casos de diarios online que para tener la misma cantidad de visitas, o menos todavía, se condenan asumiendo costos altísimos de funcionamiento, escribiendo y publicando notas y artículos interminables y mimetizándose con los diseños y arquitecturas que predominan en los medios digitales.

Como nos dijo Michael Wolff este domingo, “news is still interesting”. Pero, claro, las noticias ya no interesan en la misma forma que hace una generación, por eso hay experimentar nuevas maneras de cocinarlas y servirlas.

> Enlaces:
Newser.com
Newser @ Twitter
Newser @ Wikipedia
Is This the End of News?, by Michael Wolff

Update: Gastón Roitberg habla sobre Newser en La Nación.

> + Periodismo artificial en Amphibia