Fabbing: Al principio era el software

Rafael Cipollini se está convirtiendo en uno de los teóricos con más fuerza y proyección de esta parte del globo en los temas relacionados con las tecnoculturas. Su blog, es uno mis esenciales. No es casual que venga del mundo de las artes, campo que está salvando de las garras petrificadas de las ciencias sociales al pensamiento-acción en la era digital.

Rafael fue el tipo más audaz y arriesgado que conocí para pensar los mundos virtuales. El otro día, hablamos con él sobre Fabbing y ya está abriendo caminos de exploración al respecto: Antropología de la virtualidad. De los psico-nekos al fabbing. Lo que más me estimula es su formato, sus links. Es una expresión mcluhaniana de lo digital como extensión del sistema nervioso central. Es tecnología.