Exploración blog

La revista La Tecla publicó hace unos días una “Exploración blog: informe sobre una tendencia que obliga al debate sobre los medios”.

Además de un diccionario completísimo sobre el universo de los blogs, la nota incluye entrevistas a Darío Gallo (blocdeperiodista.com), Eduardo Betas (www.diariodegestion.com.ar) y Dardo Fernández (www.diariosobrediarios.com.ar).

A continuación, la entrevista que me hicieron para ese informe:

- ¿Por qué te parece que muchos periodistas de prensa gráfica se ven seducidos en confeccionar su propio blog?

El fenómeno está en auge. Cientos de periodistas de todo el mundo ya tienen su blog. No importa si trabajan para grandes cadenas de noticias o para un diario local de algún pueblo. Los blogs les están permitiendo otro forma de comunicación con sus lectores. Es emblemático el caso de Darío Gallo, el editor ejecutivo de la revista Noticias. En su blog (blocdeperiodista.com) se puede seguir el tema del prófugo de la causa por el homicidio de Luis Mitre, por ejemplo. Es decir, los blogs están formando parte del quehacer periodístico y de los flujos de información que consultan los lectores.

Ocurrió cuando apenas comenzaba el conflicto en Irak: algunos periodistas contaban sus historias en sus blogs, ampliando la información que publicaban en el medio para el cual trabajaban. La influencia fue tan fuerte que incluso en algunos casos fueron despedidos por contar ?la otra cara? de la guerra.

Por otra parte, los periodistas con blogs se ubican en la vanguardia de las tecnologías de la información. Los mantiene vivos y actualizados con los nuevos lenguajes que permite Internet. Y ni hablemos de la interactividad que posibilitan ¿te imaginás si pudiéremos comentar cada nota que leemos en un diario, por ejemplo, o escribir en la pantalla de un noticiero, sin filtros? Por otra parte en un blog los periodistas tenemos más libertad que en cualquier lado. No hay limites para la expresión.

- ¿Pensás que los medios gráficos del país tendrán que aggionarse a partir de la mayor influencia de los blogs o sitios? ¿Qué diferencias marcarías entre blog y sitio?

Si miramos la historia de la evolución tecnológica podemos comprender que la ecología de medios no se sustenta en una lógica de reemplazo o eliminación sino en la resignificación mutua y en la convivencia multisensorial. La fotografía no reemplazó a la pintura ni la televisión al cine (ejemplos que deberíamos recordarles a aquellos que con Internet anuncian el fin del libro)

Resulta muy difícil de probar que los blogs reemplacen al periodismo. Pero sin dudas el periodismo los está incorporando. Y los blogs, a su vez, construyen un sistema informativo innovador que convive con el periodismo tradicional. Los sitios web de Clarín, La Nación, Le Monde, Washington Post, El Mundo, The Guardian, son sólo algunos de los que ya han incorporado los blogs a sus ediciones digitales.

Los sitios de los medios periodísticos se pueden enriquecer mucho con estas tecnologías. Creo que es un error migrar todo a los blogs o pensar que el periodismo en Internet sólo puede alcanzar otra fase en alianza con los blogs. Rechazarlos o negarlos también es una mala decisión. En todo caso, el desafío está en cómo incorporar blogs a los sitos de los medios, con qué criterios de información e interactividad. ¿Debemos dejar la posibilidad de que cualquiera comente las notas del blog, como acaba de decidir el Washington Post? ¿o debemos cerrar los comentarios, como hace Clarín.com? Son cosas que hay que pensar muy bien… conociendo los objetivos del medio y el público.

- ¿Crees que inevitablemente el periodismo debe ir adoptando un estilo más ciudadano?

Bueno, de hecho está sucediendo, en algunos cosas más que en otros. En mi opinión no deberíamos entender al periodismo tradicional y al ciudadano como dos caminos alternativos sino más bien complementarios. El periodismo ciudadano es una posibilidad emergente a partir de las nuevas tecnologías y debemos explorar ese camino. El periodismo tradicional, o lo que se entiende comúnmente como “los medios”, está en debate y su legitimidad está demasiado frágil.

Creo que, al igual que con los blogs, el gran desafío es comprender las señales del nuevo entorno emergente y pensar en cómo articular tecnologías, lenguajes y contenidos. No parece factible que el periodismo pueda ser sólo ciudadano. Pero es inviable ?te diría que hasta comercial y económicamente- un periodismo no participativo.

- ¿Se debe abrir canales al receptor/audiencia/usuario, también en los medios tradicionales?

Esto tiene que ver con los procesos de migración digital. Cada vez más usamos ese tipo de canales y reclamamos interactividad como usuarios. Las nuevas tecnologías están demandándonos una postura más activa ante la información y el conocimiento. Es un proceso complejo, porque los inmigrantes digitales deben aprender las competencias y usos que los nativos ya traen incorporadas. La interactividad y los canales de información son una nueva fase en los medios, un aprendizaje, y en otro registro una compuerta evolutiva para el periodismo.

- ¿El episodio Martín Vassavsky según artículo publicado en EE.UU sobre supuestos pago a blogs para favorecer a FON es un golpe a la credibilidad de los blogs?

Quizá… No lo sabemos aún. Pero los blogs gozan de gran credibilidad y es muy difícil probar aquel asunto. Sobre todo porque muchos de los bloggers acusados son pioneros en el blogging y, además, algunos, se han sumado al movimiento FON. Entonces, si entendemos ese hecho, sería hasta esperable que hablen de FON. Porque en nuestros blogs, todos, cambiamos de temas y muchas veces hablamos de nuestros trabajos o preferencias, entre muchas otras cosas. No debería llamar nuestra atención que si un blogger se suma a FON comente su actividad en su blog.

Se ha criticado mucho a los blogs por sus contenidos, pero también se los ha valorado por las mismas razones. A veces un blogger escribe algo sobre su vida privada y lo critican por egocéntrico o petulante. Es un error. Los blogs son extensiones de todos nosotros, y en otro registro ?que daría para una investigación- son el emergente de una de las confusiones más sustanciales de nuestra época: la confusión de lo publico con lo privado. Pero, insisto, esa confusión no es patrimonio exclusivo de los blogs, sino de la época.

- ¿Estimás que con el avance tecnológico, los nuevos soportes, la facilidad de acceso, y la consecuente proliferación de medios digitales, se revaloriza la tarea del buen periodista (el que tiene buenas fuentes, el que consigue información calificada, valor agregado?

Totalmente. La idea de “periodista” es lo que está cambiando. Lo que entendemos por ?periodismo? está en plena transformación . Con los avances tecnológicos que mencionás, con su incorporación a la profesión, va a cambiar la profesión misma. Me refiero al quehacer cotidiano. Cualquiera que trabaje o produzca información con nuevas tecnologías sabe de la complejidad que estoy hablando. Loa nuevos periodistas, los periodistas dentro de 15 año van a ser personas que nacieron en un mundo en el que ya existía Internet y las nuevas narrativas. La complejidad del nuevo medio y los pilares más fuertes del periodismo ?las fuentes, la información, el tratamiento de los contenidos- van a rediseñar el rol del periodista. Con los nuevos medios digitales no muere el periodista, sino que asistimos a una nueva fase del periodismo…

- ¿Los blogs deben mantenerse “puros”, sin publicidad e independientes?

No lo sé. Existen campañas para que los blogs estén libres de publicidad y al mismo tiempo hay muchísimos blogs que cuentan con anuncios. De hecho ya hay empresas dedicadas al rubro… En Europa este tema es un debate en auge. Tenemos que estudiarlo.

No veo mal que si alguien puede y quiere ganar algo de dinero a través de su blog decida incluir publicidad. Además, los blogs casi siempre tienen lectores más o menos fijos, crean comunidad a su alrededor. Y si un blogger cambia demasiado por incluir anuncios probablemente pierda a sus lectores.

- ¿Definitivamente el periodismo digital irá reemplazando al papel?

El ritmo de digitalización y de la migración digital parecería indicar que quizá eso suceda. Sin embargo es muy difícil imaginarlo. Por otra parte, debemos a estar atentos a los nativos digitales, a quienes nacen consumiendo y produciendo infamación online. ¿Comprarán ellos diarios o revistas en 20 años?