Escritorios asesinos al espacio

watercan_girl

Antes de inventar Ubuntu, Mark Shuttleworth vendió su empresa Thawte por 500 millones de dólares y se gastó 20 para viajar al espacio. De nuevo en la Tierra, recuerda la experiencia con un remix: “Ir al espacio y ver la Tierra desde lejos te deja muy claro cuán interdependientes somos. Entonces quise hacer algo que fuera realmente global; el software libre es un fenómeno verdaderamente global”.

Le preguntan: ¿Cree que Linux será alguna vez significativo en un desktop? Y dice: “Creo que eso depende de cómo la gente defina un desktop. Si la gente sigue definiéndolo como la cosa donde corre Microsoft Word, entonces Windows retendrá su posición. Mi punto, en cambio, es que la gente está empezando a definir desktop como el lugar desde donde se accede a internet. En ese caso, existe una posibilidad real de que seamos capaces de transladarnos entre diferentes plataformas. Creo que es la emergencia de internet como una aplicación asesina, lo que describe lo que querés de una computadora, lo que nos abre las puertas”.

El street art es de Bansky.