El futuro de los nuevos medios

Ustedes ya lo saben: me tiene sin cuidado la supuesta batalla -inexistente- entre medios tradicionales y nuevos medios. Se hacen cosas bien y mal en ambos terrenos. Hasta ahora, las tecnologías han permitido transformar la producción, la distribución y recepción de contenidos. De hecho, ese circuito es cada vez menos jerarquico y más personalizable.

Pero no prologo más y respondo. El futuro de los nuevos medios está en la arquitectura de la información y en la gramática periodística. Los modos de mostrar y contar las historias son la clave. Y por eso importa Twitter, porque inaugura la posibilidad de generar gramáticas distribuidas ligadas a las redes y culturas móviles (aunque la moda mediática sea pegar títulos en Twitter).

La tecnología transforma cuando tiene potencia de lenguaje, cuando reorganiza gramáticas y desequilibra estructuras. Cuando eso sucede, la teoría se desploma y sólo queda lugar para la acción que remodela. Ahí vamos. Seguimos la pista del gerundio para encontrar la siguiente.