El falso blog del Banco Río

Los blogs pueden servir para decenas de proyectos y áreas de trabajo. Ya lo sabemos: en la educación, en las empresas, en el Estado, en los medios, como diarios íntimos / públicos, para lograr modificar la configuración de un semáforo en una esquina cualquiera, para los políticos, etc…

Ahora bien, presentar un sitio duro y vertical como si fuese un blog es en cualquier caso una tomada de pelo a los usuarios. Es subestimarlos. El Banco Río tiene el Rio Online Blog que, obvio, no es un blog. Es un espacio de notas institucionales que no se pueden comentar ni nada.

La fantochada llega a tal punto que al pie de cada nota ponen el logo naranja de XML mientras que, por supuesto, el falso blog no se puede sindicar. ¿En qué están pensando cuando hacen estas cosas?

Enlace: Rio Online Blog