El círculo vicioso de la repetición

Las noticias del periódico impreso las vimos ayer en la web, las exclusivas del diario las vemos publicadas hoy en la “edición digital”.

Los portales de noticias refritan las exclusivas del impreso, otros portales refritan la noticia que leyeron en un medio digital, le cambian el título (a veces ni siquiera hacen el esfuerzo) y vuelta a empezar.

El círculo vicioso que afecta a la inmensa mayoría de los medios está relacionado con la persistente creencia de que las 3 o 4 marcas de información (diarios), más los cables de noticias son la materia prima de  la producción diaria de contenidos.

Tras ver varias redacciones digitales en dos continentes, la dinámica de trabajo se repite: redactores mirando a otros medios, seleccionan un tema, lo re-escriben, titulan, publican, enlazan, taggean… y a buscar otra noticia.

El “radar” se moviliza alrededor de las mismas fuentes e historias, sobre la misma agenda que se está desarrollando en todos los medios audiovisuales.

El universo de Internet parece limitarse al espacio conocid,o no hay conciencia de que la WEB es la reserva de conocimiento e información más grande de la historia de la humanidad.

La creación de agenda propia no se trata de inspiración divina, sino de planificación. Los periódicos impresos tienen una planificación que empieza a las 9 am, se revisa a las 4 pm y se concluye a las 6 con la portada. Las redacciones digitales tienden a “escupir” noticias, y los temas se agotan en una ID que se trata como la página de un periódico y se agota allí.

Cuando se miren menos cables y “medios líderes” y más fuentes primarias donde se descubran historias dignas de contar, se romperá el círculo vicioso.

La relevancia de un medio no es su marca, ni el volumen de noticias publicadas, ni su velocidad, ni su diseño. Es la conexión con su audiencia.