Crecer cuando crece la red, esa es la misión

En el ranking general de sitios del IAB de la Argentina que informa sobre el tráfico de junio de 2011, 9 de los 10 sitios con más usuarios únicos ofrecen noticias.

Ese reporte del IAB da cuenta del caudal de audiencia de más de 100 sitios argentinos y no mide el tráfico, por ejemplo, de Google, Twitter, Facebook o Grooveshark, mucho menos de sitios del Estado, o de fenómenos culturales como Taringa. Así se compone el top ten: Clarín, Olé, La Nación, TN, Perfil, Ciudad, La Voz del Interior, Canchallena, Paginas Amarillas, Primicias Ya.

Para la industria de contenidos digitales ese reporte es, en líneas generales, una buena noticia en dos sentidos: por un lado en la lógica del consumo cultural y, por el otro, en la dirección de la facturación publicitaria online. Naturalmente, si se desagregan los datos y se ven los números finos, quienes están a cargo de los sitios pueden hacer lecturas mucho más agudas y precisas para diseñar una planificación estratégica.

Personalmente, cuando llega ese reporte cada mes, tengo esta sensación: la arquitectura de esa jerarquía hasta ahora fue producto de la conjunción de marcas fuertes y de un gran trabajo que se ha hecho sobre esos sitios. Pero a la vez, si se analizan las variaciones positivas y negativas del ranking en su totalidad (no sólo del top 10), el denominador común es claro: crecen aquellos que se piensan y diseñan como parte de un ecosistema incontrolable.

La premisa de que hay que construir medios que crezcan cuando crece la conectividad -y no que pierdan relevancia cuando la red se ensancha y diversifica- parece que día más insoslayable. El caso por ejemplaridad es Google: crece cuando la red crece. Los medios, y los sitios de contenidos en general, rara vez pueden emular esa performance: se invisibilizan cuando la internet se expande.

Evidentemente compañías como Google, o Amazon, o Facebook, tienen la llave que abre esa frontera de desarrollo estratégico. En los medios, necesitamos un duplicado, porque esa puerta ya no se abre por portación de logos.