Cómo ser un bloguer insoportable y creerse mucho

> Pegale duro e indignate con tu cumpañía de internet.

> Hacé autobombo sistemático en Twitter.

> Sorprendente de ¡las redes sociales! (y escribí varios posts ingenuos).

> Descubrí la pólvora digital una vez al mes.

> Tu lema es: la película empieza cuando yo llego (Antes jamás pasó nada).

> No te banques a quienes opinan distinto. Sólo te relacionarás con tus olfas. Pero te mostrarás como el último demócrata.

> Demostrá que sos bueno y simpático pero que tenés mucho poder. Si te buscan, te econtrarán.

> Filtrate como conferencista en alguna mesa sobre “Cualquier cosa y blogs”.

> Te jode que te copien una letra. Pero la vas en pose y usas Creative Commons.

> Mirás 24 veces al día las estadísticas de tu bloggo, pero públicamente te mostrás muy preocupado por los contenidos en la red y el debate democrático.

Muchos hemos hecho algunas de estas cosas, algunos las seguirán haciendo y sólo unos pocos seguirán siendo divertidos y estimulantes a pesar de hacerlas.