Casos prácticos: folksonomy de las Resolutions 2006

Si aun no sabés qué hacer durante este año, si no tenés plan, a continuación te ofrecemos más de 50 mil opciones. Sí, 50 mil.

A veces las red nos sorprende con prácticas a escala, con formas de comunicar y de pertenecer. Ya no importa tanto sobre qué sino cómo algunas tecnologías diseñan prácticas sociales.

Un caso reciente que comentamos es la geografía virtual social, que está poniendo en evidencia el crecimiento de las sociedades-red, de las comunidades virtuales, y empieza a reclamar una re-ubicación cultural para pensarla. La geografía virtual es uno de los emergentes más poderosos de la complejidad que estamos desarrollando. En ese sentido encontramos experiencias de intercambios ya no de cartas fotos o videos sino de mapas, como aquella cartografía virtual social sobre la cual jóvenes parejas marcan la evolución de su historia de amor comenzando por el lugar en el cual intercambiaron su primer beso, por ejemplo.

Volvemos sobre el tema porque en estos pocos días versión 2006 miles bloggers han construido una increíble base propositiva sobre qué hacer este año. En lo que va del 2006 se han publicado en los blogs cientos de miles de planes de acción para los próximos 365 días. Se trata de bloguear una costumbre que muchos tienen. La diferencia es que en vez de escribir en una hoja la lista de “cosas que quiero hacer” y pegarla en la heladera, muchos compartieron sus objetivos para este año, sus planes de corto plazo, sus deseos y sus proyectos turísticos, intelectuales, profesionales, personales, amorosos, domésticos, físicos y de salud, y en decenas de campos más.

Viajar a Bélgica, aprender francés, conseguir pareja, comprar aquella computadora, ahorrar, pasar más tiempo entre amigos, retomar la rutina semanal del gimnasio, etc., etc. y miles veces etc. Deseos personales, optimismo y ganas de, expresados con la euforia o el aire renovado que muchos sienten en las primeras horas de cada año, incluso a sabiendas de que algunos de los ítems de la lista difícilmente puedan ser cumplidos.

Una las listas más trabajadas es la del blogger argentino Xtian, que decidió para este año “leer frenéticamente” y elaboró una extensa lista de sus lecturas pendientes: “Hay que aprovechar el entusiasmo que producen estos primeros días del año, ese frenesí por planificarlo todo. A continuación la lista de lo que pretendo leer este año. Predominan los clásicos, aunque mechados con lecturas mas lights y contemporáneas”, explica en su blog miracomotiemblo.com.

Se me ocurren dos ejes para pensar estas Resolutions 2006. Uno es el que siempre señala Daniel Link, la transformación de lo público y lo privado. O para pensarlo con las categorías de Scott Lash en su Crítica de la Información, las prácticas tradicionales, las anteriores a lo que él llama formas tecnológicas de vida suponen una economía de la elección racional del Yo. Pero las desorganizaciones, es decir las formas tecnológicas de vida, los bloggers, por ejemplo, actúan en medios de afecto y economía libidinal, una economía del deseo. En las desorganizaciones el Yo no está por encima de la estructura sino que se afirma como parte de una lógica caordica en la que interviene y modifica permanentemente. Por eso, lo que algunos critican por exhibicionismo es otra cosa. Se trata menos de culto posmoderno que de una crisis de lo público y lo privado, que para nada supone una publicación de lo privado sino más bien un proceso de privatización de lo público, “la colonización de la esfera pública por lo privado”. Que para nosotros es más una apropiación y una reelaboración de lo público.

El otro eje podría ser la idea de compartir digitalmente los favoritos, lo que se llama folksonomy, tagging, social bookmarking o, como lo denominó Alfons Cornella de infonomia.com, getonomia. Se trata de acciones colectivas de categorización de contenidos que nos permiten, por ejemplo, estar al tanto en este caso de las Resolutions 2006. De hecho ese es el tag en Technorati (technorati.com/tag/2006+resolutions) que hasta ahora tiene 79 post pero que si buscamos entre los blogs indexados en ese sitio nos encontramos con que al día de hoy continua creciendo a un ritmo promedio de 28 posts por hora, unos 44,093 posts contienen “2006 resolutions”.

Sobre el tema folksonomy, tagging, social bookmarking, getonomia, Piscitelli posteó a principios del año pasado en el blog de Sociedad de la información de educ.ar un análisis minucioso: “la gentonomía (folksonomy) que nos retrotrae a los inicios de la red y a la idea de los “locos” de Yahoo de indizar toda la Web, o, al menos, las páginas más interesantes, en un árbol de categorías que un humano pudiera entender…Se trataba de una tarea casi artesanal y dio lugar al primer intento de construcción de una ontología de la web (el segundo mucho mas serio pero probablemente mucho menos útil es el que esta encarando desde hace un lustro Tim Berners-Lee con su web semántica) que al principio se nos antojaba liberador, pero al poco tiempos se convirtió en un corset y no logro sobrevivir al tsunami del crecimiento exponencial de paginas y objetos en la red”. Explica Piscitelli: “Pasar de los favoritos personales a los favoritos sociales. del bookmarking individual al colectivo. Se trata nada mas ni nada menos que de la categorización colaborativa, mediante el uso de etiquetas (tags) con palabras claves libres”.