Blogósfera idiota

Hace un tiempo que lo vengo pensando pero me abstuve de decirlo. Ya es demasiado evidente como para que nadie lo diga en público. Decenas de bloggers lo reconocen en privado, por mail, chat y skype. La blogósfera de habla hispana se está volviendo cada vez más ingenua, soberbia y endogámica. Encima, baja una moral que mejor escaparle como a la peste.

El asunto sobre quiénes escriben en los blogs de los políticos es una muestra de todo este asunto (¿cuál es el problema que un blog sea sostenido por un equipo?). Ahora parece que hay blogs legítimos y otros que no lo son. Unos que conversan y otros no. Unos bien intencionados y otro malintencionados.

“¡Oh, santo cielo! ¡Cuidadito con ingresar a la conversación! y no ser como nosotros, así de transparentes”, se advierte con una moral rancia que pretende defender la “libertad” y “la comunicación pura” pero que es reaccionaria y que le teme al maravilloso caos productivo que es toda la red.

La blogósfera se vuelve ingenua cuando cree que nadie goza de libertad fuera de ella. Se vuelve soberbia cuando amenaza. Se vuelve endogámica todo el tiempo, cuando rechaza todo lo que no sea blogs, es decir, “conversación”.

¿Seré excomulgado por haber dicho esto?