20palabras.com para remixarse

Hace un poco más de tres meses que 20palabras.com está online, y unas cuantas semanas más que venimos trabajando en el experimento. Alguien me preguntó cómo sería la lista de cosas que aprendí en este tiempo, y yo le dije que sería así:

Que la revolución móvil no sólo vendrá con uso y dispositivos, sino cuando se transforme en lenguaje, narrativas, contenidos y servicios.

Que las interfaces rediseñarán mucho más la percepción del mundo de lo que -probablemente- estamos dispuestos a aceptar.

Que diseñar y poner en marcha proyectos periodísticos para contextos móviles implica tanto desaprender y desinventar narrativas como sintetizar tecnologías.

Que lo más difícil y el principal desafío es armar un equipo que se reinvente, en el que el standard sea el cambio.

Que es mucho más importante el trabajo duro y la apertura mental que la tecnología.

Que lo esencial que hay que saber de la carta informativa diaria es muy poco en comparación con la cantidad de noticias que circulan.

Que un periodista del futuro es, también, un cirujano hipertextual.

Que existe un nicho desierto para repensar las noticias.

Que simple y fresco son virtudes periodísticas. Y esencial una obligación informativa.

Que la innovación de un grupo pasa también por poner en contexto los talentos y habilidades individuales.

Que en la era de la fluidez la capacidad de pensamiento es proporcional a la capacidad de acción. Es más, que el pensamiento es acción.

Que si la tecnología no sirve para prototipear ideas y reorientar sentidos hay que estudiar la historia de la rueda.

Que hay que zarparse.