¿La blogósfera está perdiendo aliento?

Francis Pisani marca la cancha de una de las discusiones clave que se vienen. ¿La blogósfera está perdiendo aliento? Los datos que esgrime son apabullantes: “Si se considera que un blog activo es un blog que ha sido actualizado por lo menos una vez en los últimos 90 días (un criterio bastante laxista), apenas lo hace un 20% del total. La cifra va bajando constantemente, porque en mayo del pasado año era el 37% y en octubre, el 27%. Ya estamos en el 20%”.

Al respecto, la lectura de Pisani especula con una posible “desaceleración” de la blogósfera, lo cual es hasta probable. Pero también es posible añadir otros conceptos con fuerte extracción en parte del fenómeno, como la diversificación y, sobre todo, la distribución. La especialización de la blogósfera, la generación de diversas blogósferas temáticas y hasta con identidades propias en plena metamorfosis, probablemente esté generando una nueva ecología de sentidos distribuidos que nos impide referirnos meramente en términos de “ los blogs”, casi como si dijésemos “los CD”.

El formato ya no es parte constitutiva sustancial de identidad. Si bien lo sigue siendo, otras variables empiezan a generar redes más fuertes y concentradas y, sobre todo, distribuidas. La arquitectura de la blogósfera, con sus rankings y concursos, tendió siempre construir una gran torre. Pero como arquitectos somos todos, parece que de apoco nos comienzan a interesar más los parques y plazas distribuidas que los monumentos de la escasez. Así que tranquilos, que hay blogósfera para rato y, encima, parece que se pondrá más divertida.